Buscar
Inicio | Síguenos en Facebook | Twitter |  
 
    Print Imprimir ShareCompartir  

Alimenta tu Conocimiento
 

10 tips para Refrigerios saludables
Por: L.N. Tania Aguilar, MNH


Generalmente escuchamos que los niños deben consumir 3 comidas al día y 2 refrigerios uno a media mañana y otro por la tarde. Muchas veces no sabemos qué tipo de alimentos o qué características debe tener un refrigerio para que sea saludable. El saber cómo preparar refrigerios ricos y nutritivos es importante para mantener la salud de los niños. Recuerda que los refrigerios deben aportar entre el 10 y el 15% de la energía que se necesita al día, es decir la cantidad de alimento debe de ser menor que la que se consume en las 3 comidas principales.

 A continuación encontrarás 10 tips para preparar refrigerios saludables:

1. Ten alimentos saludables en casa: los niños no pedirán alimentos poco saludables  si no los tienen a la mano, si en cambio tienes alimentos como frutas y verduras y les enseñas que estos son los alimentos que pueden comer como colación, será más fácil que se forjen buenos hábitos de alimentación.

2. Elije alimentos con fibra: es recomendable siempre incluir un alimento que aporte fibra en cada refrigerio, algunos ejemplos son: frutas, verduras y cereales con fibra.

3. Combina y varía: no ofrezcas siempre los mismos refrigerios, varía el sabor y las texturas de éstos. Puedes dar un día bastoncitos de zanahoria con un aderezo bajo en grasa, otro día una barra de cereal y el fin de semana dar helado de yoghurt con fruta.

4. Introduce alimentos diferentes: no te limites a dar los típicos alimentos de lunch o refrigerio, enseña a tu niño a comer alimentos diferentes. Ofrécele frutas de temporada o que no coma usualmente como ciruelas amarillas, granada, tejocotes, arándanos, también puedes darle semillas de girasol, pepitas, nueces, chícharos secos o soya tostada.

5. Revisa el desayuno: muchos alimentos que usualmente damos de desayuno como los cereales, quesadillas o sándwiches de pan integral pueden ser buenos refrigerios de media tarde, únicamente hay que reducir la porción.

6. Endulza saludablemente. Los niños suelen tener predilección por los alimentos dulces, así que lo mejor es darles opciones de refrigerios con sabor dulce pero en moderación. Puedes dar paletas heladas de frutas endulzadas con un poco de azúcar, frutas con yoghurt y un poco de cereal, smoothies o licuados de frutas o algún jugo de fruta natural.

7. Hazlo divertido: utiliza cortadores de galletas con figuras para cortar un pedazo de queso fresco o para cortar un medio sándwich en formas divertidas. Utiliza frutas o verduras para hacer caritas felices o sirve los alimentos en envases con dibujos o formas diferentes.

8. Promueve la independencia: mantén en el refrigerador vegetales listos para comer, como zanahorias o jícamas ralladas, así como frutas peladas y cortadas en algún recipiente, de modo que el mismo niño pueda accesar a los alimentos saludables y pueda hacer su propio refrigerio solo. De igual forma, puedes involucrar al niño en la elaboración de los refrigerios, muchas veces les llama más la atención comerse algo que ellos mismos hayan preparado.

9. Revisa las etiquetas: si vas a recurrir a los alimentos industrializados, de preferencia elige aquellos que sean bajos en grasa, que contengan fibra y no olvides revisar el aporte energético de estos productos ya que un refrigerio debe aportar entre el 10 y 15% de la recomendación diaria de energía.  Es importante leer la lista de ingredientes para conocer si el producto no tiene algún ingrediente al cual tus hijos sean alérgicos.  

10. Designa una zona para el refrigerio: limita el consumo de los refrigerios a la cocina o a la mesa del comedor en la casa o el jardín, evita que los niños coman frente al televisor o mientras juegan ya que esto distrae la atención del niño sobre lo que está comiendo y podría provocar que coma de más.

Fomentar los buenos hábitos de alimentación a través de los refrigerios  es una excelente forma de educar a los niños en el tema de nutrición y posiblemente formarán parte de sus hábitos de vida diaria cuando crezcan.

Bibliografía:

Modificado de: Mayo Clinic “Children's snacks: 10 tips for healthier snacking” (actualizado el 5 Nov del 2010) (Revisado el 20 Dic del 2010) Disponible en: http://www.mayoclinic.com/health/childrens-health/HQ00419/NSECTIONGROUP=2