Buscar
Inicio | Síguenos en Facebook | Twitter |  
 
    Print Imprimir ShareCompartir  

Alimenta tu Conocimiento
 

Nutrimentos importantes en la alimentación de tus hijos

 

Nutrióloga Carmen Haro
 
La alimentación debe proporcionar a los niños la energía y nutrimentos necesarios para que puedan alcanzar su máximo potencial de crecimiento y desarrollo.
 
Algunos de los nutrimentos que debes incluir en la alimentación diaria de tus hijos son:
 
Hidratos de Carbono
Esenciales para el organismo, ya que son la principal fuente de energía para nuestro cuerpo.

Los puedes encontrar en arroz, pastas para sopa, galletas, cereal para el desayuno, barritas, pan de caja, tortillas, bolillos, etc.
 
Minerales
Son nutrimentos esenciales dentro de la alimentación ya que tienen una participación importante en diversos procesos del organismo, por ejemplo, intervienen en el crecimiento y  mantenimiento de la salud, entre otras importantes funciones.
 
Algunos de los minerales más importantes en la alimentación de tus hijos son:

- Hierro
Mineral esencial para el organismo, ya que transporta el oxígeno en la sangre, llevándolo a todas las células del cuerpo.
Principales fuentes: hígado, vegetales verdes, nuez, lentejas, cereales fortificados.

- Calcio
Es fundamental para el mantenimiento de la salud. En esta etapa es necesario para el crecimiento adecuado de huesos y dientes.
Principales fuentes: lácteos (leche, quesos, yoghurt, etc.), tortillas, almendras, salmón, sardinas, cereales fortificados.

- Zinc
Su presencia es indispensable en el organismo, su deficiencia puede provocar retraso en el crecimiento, falta de apetito, mala cicatrización y debilitar el sistema inmune.
Principales fuentes: carne de res, ajonjolí, carne de pollo, cereales fortificados, amaranto, soya, frijoles, etc.
 
Vitaminas
Indispensables para la vida,  nuestro cuerpo requiere pequeñas cantidades que pueden ser cubiertas con una dieta variada y adecuada. Ayudan al cuerpo obtener los beneficios nutricionales de los alimentos.
 
Algunas vitaminas que debes incluir en la alimentación de tus hijos son:

- Vitamina A
Es esencial para la visión y, también ayuda a fortalecer nuestro sistema inmune, lo que nos protege contra infecciones.
Principales fuentes: frutas y verduras de color naranja y amarillo, zanahoria, brócoli, manzana, durazno, mango, papaya, cereales fortificados, hígado, huevo, queso, etc.

- Vitamina B1
Ayuda a mantener saludable nuestro corazón y sistema nervioso, además de promover el correcto crecimiento y desarrollo.
Principales fuentes: carne de res, jamón, nueces, naranja, pasas, leguminosas, cereales fortificados.

- Vitamina B6
Es importante para el adecuado uso de las proteínas. Participa en la formación de los glóbulos rojos y en el correcto funcionamiento del sistema nervioso.
Principales fuentes: carnes, cereales integrales, huevo, aguacate, plátano, pollo, hígado de res, jamón, lentejas, camarones, atún, cereales fortificados, etc.

- Vitamina B12
Es indispensable para la formación de los glóbulos rojos; crecimiento y regeneración de los tejidos. Ayuda a aprovechar otros nutrimentos como grasas, hidratos de carbono y en la formación de proteínas.
Principales fuentes: hígado, carnes, lácteos, cereales fortificados, leche y sus derivados, huevos, etc.

- Vitamina C
Dentro de sus funciones podemos mencionar: promueve la absorción de hierro; contribuye al buen estado de huesos, dientes y vasos sanguíneos; participa en la formación de colágeno (proteína que ayuda a mantener la estructura corporal); fortalece el sistema inmune, etc.
Principales fuentes: frutas cítricas, brócoli, coliflor, cereales fortificados, etc.

- Vitamina D
Una ingestión adecuada de esta vitamina es importante ya que junto con el calcio fortifica huesos y dientes. Ayuda a que los músculos y nervios funcionen adecuadamente, por lo que resulta fundamental en esta etapa de crecimiento y desarrollo. Asolearse diariamente de 10 a 15 minutos permite que nuestro cuerpo produzca la cantidad necesaria de esta vitamina.
Principales fuentes: leche y sus derivados, algunos tipos de pescado como el salmón y atún.
 
Ten en cuenta que la mejor forma de asegurar que tus hijos y tu familia consuman los nutrimentos que necesitan para mantenerse saludables es, incluir en las principales comidas del día (desayuno, comida y cena) alimentos de todos los grupos del Plato del Bien Comer,  en cantidades adecuadas para cada miembro de la familia y, que su alimentación sea variada.
 
Es importante que tus hijos desayunen todos los días como parte de los hábitos de alimentación saludable.
 
Durante la infancia, nuestros hijos aprenderán los hábitos de alimentación que seguirán durante el resto de su vida, por lo que resulta de suma importancia enseñarles estilos de vida saludable con el ejemplo.