Conoce más
¿Qué es y para qué sirve la flora bacteriana?

Compártelo

Facebook Twitter

Desde el momento en el que nacemos, nuestro organismo es colonizado por bacterias que vivirán en el durante toda la vida. Se conoce como flora bacteriana al conjunto de microorganismos que conviven en nuestro organismo sin causarnos enfermedad. La flora bacteriana generalmente se asocia a aquella ubicada en el tracto gastrointestinal, pero en realidad también habita otros órganos y sistemas, como la piel, las vías respiratorias, la vagina y el oído.

Estas bacterias tienen como objetivo cuidar la integridad de nuestro organismo, al evitar que bacterias patógenas –es decir, aquellas que producen enfermedad- se alojen en nuestro cuerpo y nos causen alguna infección. De igual forma la flora bacteriana contribuye a la producción de algunas vitaminas como las del complejo B y la vitamina K. Recientemente se ha asociado también como un agente protector en el desarrollo de alergias y se sabe que ayuda a activar al sistema inmune.

La flora intestinal está formada de más de 3 millones de bacterias. Cuando utilizamos antibióticos, esta flora desaparece ya que estos medicamentos no sólo matan las bacterias patógenas, sino también las bacterias benéficas que forman parte de la flora. Cuando se trata de mantener una buena salud es muy importante proteger e incrementar esta flora benéfica y es justo mediante la alimentación que podemos contribuir a ello.

Algunos alimentos llamados “prebióticos” ayudan a que la flora intestinal crezca, es decir que necesitamos alimentar a estas bacterias benéficas para que puedan proliferar. La fibra soluble, presente en alimentos como las frutas y las verduras, sirve de alimento para estas bacterias.

También existen los llamados “probióticos” que son alimentos que contienen algunos de los microorganismos propios de la flora intestinal, como los lactobacilos y las bifidobacterias. Estos probióticos se pueden encontrar en alimentos como el yogurt y el jocoque.

Recuerda que desde que nacemos la flora intestinal comienza a formarse de manera que, hábitos como la lactancia materna, la introducción de la alimentación complementaria y el establecimiento de buenos hábitos de alimentación que incluyan probióticos y prebióticos son importantes para mantener una buena salud a cualquier edad.

Tania Aguilar López LN, MNH

Compártelo

Facebook Twitter

LO + NUEVO

  • Consejos para mantener una excelente salud digestiva

    La digestión comienza en la boca, pero la salud digestiva inicia con los alimentos y bebidas que seleccionamos diariamente para su consumo ...

    Ver más
  • Salud de los músculos y huesos para ser fuerte toda la vida

    Nuestros músculos y huesos permiten el movimiento y dan forma al cuerpo, de tal manera que la postura y la fortaleza de un individuo es el resultado de ...

    Ver más