Conoce más

Adultos

Adultos

En esta etapa ya no se presenta crecimiento, empieza a los 20 años y termina alrededor de los 60 o 65 años de edad.

Los requerimientos de energía varían dependiendo del sexo, edad, estatura y actividad física, pero éstos disminuyen conforme pasa el tiempo. Los requerimientos de energía son mayores para hombres que para mujeres, sin embargo la recomendación de ingestión de algunos nutrimentos como hierro y calcio son iguales o mayores para las mujeres.

La importancia de una alimentación adecuada en la edad adulta radica en que durante esta etapa se tiene un mayor riesgo de padecer alguna enfermedad crónico-degenerativa asociada con la alimentación como pueden ser obesidad, diabetes y padecimientos cardiovasculares.

Para prevenir la aparición de estas enfermedades es importante:

  • Mantener un peso saludable
  • Realizar actividad física regularmente
  • Llevar a cabo una dieta adecuada, completa, variada, suficiente
  • Disminuir el consumo de grasas y azúcares.
  • Tener un consumo adecuado de fibra
  • Visitar al médico para que evalúe el estado de salud y pueda identificar cualquier padecimiento oportunamente

 

CLIMATERIO Y MENOPAUSIA

Se entiende por climaterio a la época fisiológica de la vida de la mujer que se caracteriza por la disminución en la función ovárica. La menopausia es la fecha en la que la mujer presenta la menstruación por última vez. Para saber que esto ha ocurrido deben pasar por lo menos 12 meses desde la fecha del último sangrado.

Una mujer que está pasando por este periodo puede combatir los síntomas del climaterio y prevenir un aumento de peso común en esta etapa siguiendo una alimentación balanceada.

Durante este periodo y como consecuencia de la disminución de los estrógenos, se acelera la pérdida de la masa ósea. Por ello, se recomienda la suplementación diaria con calcio y vitamina D antes y durante la menopausia. También se recomienda vigilar la ganancia de peso ya que un peso excedido puede afectar a las articulaciones y la estructura ósea.

Las mujeres presentan mayor riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular durante esta etapa debido a que la producción de estrógenos disminuye. Por ello se recomienda una dieta balanceada que disminuya el riesgo de padecer alguna de estas enfermedades. Para mayor información visita nuestra sección (nutrición en las enfermedades) donde encontrarás recomendaciones para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Algunas recomendaciones generales de esta etapa son:

  • Consumir una dieta variada, con abundantes verduras (sobre todo las de hoja verde) y frutas. En este caso se recomienda disminuir el consumo de las carnes rojas y optar por otras opciones como el pescado y los mariscos.
  • Ingerir alimentos ricos en fitoestrógenos, que son hormonas de origen vegetal que se encuentran en alimentos como la soya, la linaza, y las almendras y ayudan a equilibrar de manera natural los estrógenos que ha perdido el organismo
  • Consumir lácteos ya que son alimentos ricos en calcio que ayuda a prevenir la pérdida acelerada de masa ósea y la osteoporosis.
  • Tomar abundante cantidad de líquido. Los jugos de frutas y el agua mineral ayudan a eliminar toxinas y enfrían el organismo contrarrestando la temperatura de los bochornos repentinos.
  • Complementar la dieta con actividad física regular es una buena opción para protegerse de las enfermedades cardiovasculares, mantener los huesos fuertes y evitar la obesidad.

 

LO + NUEVO

  • Consejos para mantener una excelente salud digestiva

    La digestión comienza en la boca, pero la salud digestiva inicia con los alimentos y bebidas que seleccionamos diariamente para su consumo ...

    Ver más
  • Salud de los músculos y huesos para ser fuerte toda la vida

    Nuestros músculos y huesos permiten el movimiento y dan forma al cuerpo, de tal manera que la postura y la fortaleza de un individuo es el resultado de ...

    Ver más