Conoce más
Mitos y creencias alrededor del envejecimiento

Compártelo

Facebook Twitter

Crecer y envejecer es inevitable, ya que es un proceso biológico normal en el que existen cambios en el organismo y en la composición de nuestro cuerpo, sin embargo esto no significa que debamos perder nuestro estado de salud física y mental o nos volvamos individuos dependientes

Estudios recientes han demostrado que pequeños cambios en la alimentación y el estilo de vida puedan ayudar a prevenir algunos padecimientos comunes en la tercera edad como el deterioro mental, dificultad para caminar o desplazarse, dificultad para alimentarse o realizar actividades de la vida cotidiana.

Una de las creencias o mitos más frecuentes sobre el envejecimiento, es la inevitable pérdida de la función mental, ésta se puede identificar cuando las personas empiezan a olvidar algunos eventos de la vida cotidiana como por ejemplo qué alimentos se ingirieron por la mañana, si ya se dieron un baño o incluso olvidar nombres de personas cercanas. La buena noticia es que de acuerdo a los resultados de distintos estudios estos signos pueden prevenirse e incluso revertirse si ya aparecieron. Se ha identificado que la deficiencia de algunas vitaminas del complejo B como la vitamina B6, B12 y el ácido fólico puede causar síntomas como adormecimiento de las extremidades, pérdida de la memoria, irritabilidad y depresión. Una dieta con un aporte adecuado de estas vitaminas puede ayudar mejorar los síntomas.

Estas vitaminas se encuentran en:

  • Carnes, hígado, pescado, aves
  • Leguminosas (frijol, lenteja, habas, garbanzo)
  • Oleaginosas (nueces, cacahuates)
  • Plátano, aguacate, coles
  • Trigo, arroz, papas, cereales fortificados

Otra idea común que se tiene sobre esta etapa de la vida es que entre más envejecemos más nos enfermamos. Es una realidad que con el paso del tiempo los cambios en nuestro organismo como pérdida de la masa muscular y aumento de la masa grasa, pérdida del sentido del gusto y de la dentadura, pueden hacernos más propensos a padecer ciertas enfermedades degenerativas o infecciosas.

Algunos cambios en la alimentación y el estilo de que se pueden hacer para prevenir la aparición de estos padecimientos son:

  • Llevar una alimentación completa, suficiente y variada, con abundantes frutas y verduras que aportan vitaminas antioxidantes que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico.
  • Llevar una vida activa y realizar actividad física (de preferencia desde la edad adulta joven) para prevenir el debilitamiento de los músculos y huesos, lo que permite una mayor facilidad de movimiento y puede ayudar a prevenir fracturas por caídas o golpes.
  • Cuidar la dentadura con visitas periódicas al dentista y una higiene apropiada (en ocasiones algunos problemas de mala nutrición se deben a que la falta de dentadura dificulta la ingestión de alimentos)
  • Disminuir o eliminar hábitos dañinos como el tabaquismo o el alcoholismo

Si eres una de esas personas que cree que dejar de fumar, mejorar su alimentación o iniciar una vida más activa durante esta etapa ya no tiene ningún beneficio te puede ayudar saber que:

  • Las personas que deciden dejar de fumar, aún en edades avanzadas, mejoran su calidad y esperanza de vida, en comparación con aquellas que siguen con el hábito del tabaquismo.
  • En esta edad el cuerpo empieza a perder masa muscular y ósea lo que lo vuelve más vulnerable a caídas y fracturas; una rutina de ejercicios regular puede ayudar a mantener la masa muscular y fortalecer los huesos; además ayuda a prevenir o controlar enfermedades crónico- degenerativas y mejora la calidad de vida.
  • • Como en cada etapa de la vida, durante la vejez las necesidades de nutrimentos cambian, disminuye la cantidad de energía (Calorías) que se necesitan pero los requerimientos de vitaminas y minerales aumentan o se mantienen igual, es importante la ingestión adecuada de los nutrimentos para mantener un estado de salud óptimo.

En conclusión, el envejecimiento es un proceso natural que sufrimos todos los seres humanos y se puede vivir con plenitud con un estilo de vida saludable.

L.N. Gabriela Gaona Villarreal

Compártelo

Facebook Twitter

LO + NUEVO

  • Consejos para mantener una excelente salud digestiva

    La digestión comienza en la boca, pero la salud digestiva inicia con los alimentos y bebidas que seleccionamos diariamente para su consumo ...

    Ver más
  • Salud de los músculos y huesos para ser fuerte toda la vida

    Nuestros músculos y huesos permiten el movimiento y dan forma al cuerpo, de tal manera que la postura y la fortaleza de un individuo es el resultado de ...

    Ver más