Conoce más
Alimentación de los adultos mayores

Compártelo

Facebook Twitter

Como es sabido, la esperanza de vida de los mexicanos ha aumentado considerablemente y por lo tanto debemos aprender a seguir una alimentación saludable que nos permita gozar esta etapa de la vida.

Es importante tomar en cuenta que con el paso de los años nuestro cuerpo sufre cambios en su funcionamiento que pueden afectar nuestro estado de nutrición lo que puede tener consecuencias desfavorables para nuestra salud.

Ejemplos de estos cambios son:

  • Disminuyen nuestras papilas gustativas y la capacidad olfativa, lo cual puede ocasionar la pérdida de apetito o la falta de interés por consumir alimentos.
  • Disminuye la producción de saliva, lo que puede ocasionar que se presenten con mayor facilidad caries y dificultades para la deglución de los alimentos y en el proceso de digestión, que inicia en la boca.
  • El tránsito de los alimentos por nuestro aparato digestivo se hace más lento por lo que pueden presentarse problemas como estreñimiento.
  • Hay una menor secreción de ácido en el estómago, lo cual afecta la digestión de los alimentos que comemos.
  • Pueden llegar a presentarse alteraciones en la mucosa gástrica y por lo tanto una deficiencia en la absorción de vitamina B12 que puede ocasionar un tipo de anemia que resulta de la deficiencia de esta vitamina.
  • Es muy frecuente la intolerancia a la lactosa (azúcar de la leche) debido a una insuficiente producción de una enzima que ayuda a su digestión. Esta deficiencia limita el consumo de algunos lácteos y disminuye el consumo de calcio.
  • Se altera nuestra capacidad de masticación debido a la falta de piezas dentales, lo que afecta el consumo de algunos alimentos como carnes.
  • Se pierde la capacidad de sentir sed por lo que el consumo de líquidos tiende a disminuir, pudiendo llegar a un problema de deshidratación.

Para saber si estos u otros cambios nos han puesto en riesgo de tener alguna deficiencia de nutrimentos, existe un sencillo cuestionario* que nos puede ayudar a saberlo:

  No
¿Padece alguna enfermedad o traviesa por alguna situación que le he ha obligado a modificar la cantidad o el tipo de alimento que consume? 2 0
¿Consume alimentos solo una vez al día? 3 0
¿Come pocas frutas y verduras? 2 0
¿Toma casi todos días más de tres vasos de cerveza o más de tres copas de vino o de alguna otra bebida alcohólica? 2 0
¿Tiene problemas dentales o algún otro padecimiento de la boca que le ocasiona dificultad para comer? 2 0
¿A veces no tiene el dinero suficiente para comprar los alimentos que necesita? 4 0
¿Casi siempre come solo? 1 0
¿Toma más de dos medicamentos al día? 1 0
¿Ha bajado o subido de peso más de 5 kilogramos en los últimos seis meses sin proponérselo? 2 0
¿Tiene problemas físicos que le impidan comprar, preparar o consumir sus alimentos sin ayuda? 2 0

Puntaje

  • 0 a 2 puntos: sin riesgo nutricio
  • 3 a 5 puntos: el paciente requiere consejo nutricio y revisión de su dieta por parte del médico.
  • 6 o más puntos: el paciente requiere de una revisión integral de su estado nutrición.

Fuente: Nutritional Screening Initiative Brochure

Si tú o algún familiar obtuvo un puntaje alto te recomendamos visitar a un profesional de la salud para que juntos armen un plan de acción con que se puedan prevenir las consecuencias que una mala alimentación puede tener en su salud y calidad de vida.

Nutrióloga Carmen Haro

Compártelo

Facebook Twitter

LO + NUEVO

  • Consejos para mantener una excelente salud digestiva

    La digestión comienza en la boca, pero la salud digestiva inicia con los alimentos y bebidas que seleccionamos diariamente para su consumo ...

    Ver más
  • Salud de los músculos y huesos para ser fuerte toda la vida

    Nuestros músculos y huesos permiten el movimiento y dan forma al cuerpo, de tal manera que la postura y la fortaleza de un individuo es el resultado de ...

    Ver más