Conoce más
Trastornos alimenticios

Compártelo

Facebook Twitter

Anorexia

La característica principal de la anorexia consiste en negarse a comer, lo que conduce a una extrema pérdida de peso.

En un estado avanzado una persona con anorexia, presenta un peso por debajo del ideal, pero tiene una idea distorsionada de la realidad, cuando esta persona se ve en el espejo se percibe con sobrepeso a pesar de estar muy delgada. Las personas con este padecimiento no tienen conciencia de su enfermedad.

Otras características de las personas que sufren este trastorno son la práctica en exceso determinadas actividades físicas que le ayuden a quemar calorías, suelen ser personas muy perfeccionistas, estudiosas, aplicadas y con buenos promedios en la escuela.

Algunas señales físicas son:

  • Manos y pies fríos
  • Frío constante aunque haga calor
  • Pérdida de peso, adelgazamiento y caída del cabello
  • Piel pálida-amarillenta y seca
  • Ausencia de la menstruación
  • Debilidad, mareo, irritabilidad y depresión.

Bulimia

La bulimia es un padecimiento que se caracteriza por “atracones” constantes de comida seguidos del vómito o el uso de algún laxante como acto compensatorio.

Los atracones consisten en la ingestión de grandes cantidades de alimento, generalmente son alimentos pequeños, fáciles de tragar y de alta densidad energética. Los atracones pueden ser diarios o conforme avanza el trastorno varias veces al día.

Otras características de las personas que padecen bulimia:

Algunas señales físicas son:

  • A diferencia de las personas con anorexia, los que padecen bulimia tienen un peso normal e incluso en algunas ocasiones sobrepeso.
  • Hacen uso indiscriminado de laxantes y diuréticos.
  • Ocultan el acto de vomitar.
  • Han llevado a cabo gran número de dietas para bajar de peso.

Las consecuencias físicas de la bulimia se presentan en el aparato digestivo y se puede padecer diarrea y estreñimiento, también puede haber un deterioro o pérdida de dientes, irritación de la garganta provocada por los vómitos auto inducidos, reflujo, gastritis, fatiga, dolores musculares, depresión, tristeza y sentimientos de culpa.

Algunas señales que te pueden ayudar a detectar si tú o alguien que conoces y quieres tiene algún trastorno alimenticio son:

  • Relaciona la alimentación con sentimientos de tristeza, ansiedad o perfección.
  • Lleva a cabo dietas rigurosas o ayunos prolongados para el control o pérdida de peso.
  • Presenta un abuso en el consumo de vitaminas, proteínas o anabólicos para el perfeccionamiento de la masa corporal.
  • Muestra una pérdida de peso llamativa o delgadez extrema.
  • Si es niño o adolescente tiene una preocupación anormal por sus resultados escolares, que nunca le parecen lo bastante buenos.
  • Tiende a ser perfeccionista.
  • Se preocupa demasiado por el aspecto físico que se puede reflejar en una realización excesiva de ejercicio (más de tres horas al día).
  • En mujeres y sobre todo en adolescentes puede haber una ausencia del periodo menstrual que puede confundirse fácilmente con irregularidades del ciclo menstrual en la adolescencia.
  • Tiene comportamientos inusuales hacia la comida, por ejemplo: come poco, cuenta las calorías, parte los alimentos en trozos muy pequeños o encuentra excusas para saltarse las comidas.
  • Presenta en promedio dos episodios de atracones de comida a la semana.
  • Usa laxantes y diuréticos.

Si tú o algún conocido presentan alguna de estas características, es muy importante que acudan con un profesional de la salud lo más pronto posible, recuerda que estos padecimientos son multifactoriales y para que el tratamiento sea efectivo deben participar distintos profesionales de la salud como médicos, nutriólogos y psicólogos.

Es importante destacar el rol que tiene cada uno de nosotros en la detección de estos padecimientos en las personas de nuestro entorno. Estas personas necesitan el máximo apoyo y compresión de parte de los que les rodean; además de la ayuda que puedan proporcionarles para tener acceso a un adecuado tratamiento que pueda devolverles su salud y evitarles futuras secuelas.

Una forma en que puedes prevenir la aparición de estos trastornos es educar a tus hijos desde temprana en temas de nutrición para que puedan tomar decisiones informadas respecto a su alimentación.

Nutrióloga Carmen Haro

Compártelo

Facebook Twitter
Trastornos alimenticios

LO + NUEVO

  • Consejos para mantener una excelente salud digestiva

    La digestión comienza en la boca, pero la salud digestiva inicia con los alimentos y bebidas que seleccionamos diariamente para su consumo ...

    Ver más
  • Salud de los músculos y huesos para ser fuerte toda la vida

    Nuestros músculos y huesos permiten el movimiento y dan forma al cuerpo, de tal manera que la postura y la fortaleza de un individuo es el resultado de ...

    Ver más