Conoce más
Adolescencia y trastornos de la alimentación

Compártelo

Facebook Twitter

Sabemos que ser adolescente no es fácil y en esta etapa son muchos los factores que influencian la imagen corporal. A pesar de que la adolescencia es un paso difícil, tanto para niños como para niñas, son éstas últimas las que más sufren de trastornos de la conducta alimentaria (compulsión, anorexia, bulimia, entre otros.). Por esta razón este artículo se enfoca en los cambios que las adolescentes sufren durante esta transición de niñas a mujeres.

Para poder entender el inicio de los trastornos alimentarios, es necesario comenzar hablando de la pubertad, ya que es en esta etapa en donde suceden las transformaciones físicas asociadas al cambio de la imagen corporal. Durante el inicio del desarrollo sexual, se observan cambios como el ensanchamiento de las caderas y el crecimiento de los senos. Para una niña, este proceso puede resultar incómodo si no tiene una plena conciencia de que es normal que su cuerpo experimente estos cambios. Para muchas adolecentes, dejar su antiguo cuerpo plano y esbelto puede resultar estresante.

Por otro lado, es necesario que tanto padres como hermanos procuren crear una idea positiva de los cambios de la adolescente. En este aspecto los comentarios y las palabras parecen jugar un papel muy importante. Es casi seguro que si a una adolescente le dices: ¡Qué bonita eres! No te creerá, mientras que si le dices: estás gorda, lo creerá para el resto de su vida. Esto, claro está, depende de la seguridad de la niña, de la autoestima y de la visión que tenga de sí misma, sin embargo, este tipo de comentarios suelen dejar huella en las adolescentes.

En algunos pacientes, la génesis de sus problemas alimentarios radica en frases como:

  • La profesora de ballet me dijo que debería estar más delgada.
  • Mi hermano me dijo que tenía unos muslos enormes.
  • Mi mamá no me dejó comer postre porque dijo que debería bajar de peso.
  • Los niños de mi escuela me molestan por “estar más grande” que ellos.

Es debido a esta vulnerabilidad, a los cambios que están pasando y a la influencia externa, que las adolescentes son un blanco fácil para los trastornos alimentarios. De igual forma, en esta etapa de la vida, suele aumentar la exigencia de los padres o los mismos maestros hacia las adolescentes por lo que no es raro ver que se refugien en la comida o busquen hacer dietas para volver a su identidad de cuerpo infantil.

Por último, la influencia del mundo también juega un papel importante en el inicio de los trastornos alimentarios. Las modelos de revistas, anuncios o comerciales de televisión, así como actrices y cantantes con figuras esbeltas, suelen ser la referencia para las niñas y adolescentes, a quienes en ocasiones no les es posible identificar una imagen de una mujer saludable de una con un trastorno de la alimentación.

Referencias:

Holwegner Andrea. Mom, I feel fat-helping your teenager with body image. Health Stand. March 4, 2013. http://www.healthstandnutrition.com/

Tania Aguilar López LN, MNH

Compártelo

Facebook Twitter
Adolescencia y trastornos de la alimentación

LO + NUEVO

  • Consejos para mantener una excelente salud digestiva

    La digestión comienza en la boca, pero la salud digestiva inicia con los alimentos y bebidas que seleccionamos diariamente para su consumo ...

    Ver más
  • Salud de los músculos y huesos para ser fuerte toda la vida

    Nuestros músculos y huesos permiten el movimiento y dan forma al cuerpo, de tal manera que la postura y la fortaleza de un individuo es el resultado de ...

    Ver más