Conoce más
¿Cómo afecta el estrés a tu manera de comer?

Compártelo

Facebook Twitter

Cuando estamos bajo situaciones que nos producen estrés, es común que tomemos decisiones incorrectas en relación con nuestra alimentación, que incluso pueden originarnos más estrés y algunos otros problemas de salud.

Es común que cuando estamos en tensión, podamos caer más fácilmente en antojos, comer en exceso o dejar de comer; cualquiera de las opciones anteriores nos pueden originar algún problema si estas actitudes se presentan de manera frecuente.

A continuación te compartimos algunos de los errores más comunes que cometemos cuando tenemos estrés. ¿Te identificas con alguno de ellos?:

Tomar demasiado café durante el día

El tomar café en exceso puede afectar tu concentración y provocarte problemas de sueño, lo que hará que al día siguiente te sientas más cansado y más estresado.

Consumir en exceso alimentos altos en grasa, azúcar y sal.

Si cometes este error con frecuencia, es probable que se vea reflejado en un aumento de peso, que puede tener consecuencias en tu salud.

Saltarse comidas

Es común que cuando estamos bajo situaciones de estrés nos saltemos tiempos de comidas. ¿Cuántas veces a la semana dejas de desayunar porque ya no te da tiempo y a media mañana no aguantas el hambre y comes cualquier cosa? O no te da tiempo de comer y en la noche llegas a cenar con muchísima hambre. Saltarse comidas resulta perjudicial para tu salud, ya que no sólo acabas comiendo más a lo largo del día, sino que además cuando te saltas comidas tu cuerpo sigue secretando jugos gástricos para digerir los alimentos en los horarios en que habitualmente lo hace, aunque no reciba alimento; por lo que dichos ácidos acaban lastimándote y causando malestar (inflamación intestinal, acidez, reflujo, gastritis)

Comes por antojo

Hay algunas personas que comen cuando sienten que no pueden controlar sus emociones, comen porque sienten antojo o bien comen aún y cuando no sienten hambre. Si tú caes en este grupo de personas, es muy probable que estés consumiendo más calorías de las que tu cuerpo necesita.

No te hidratas adecuadamente

Cuando llevamos una vida muy ocupada es fácil olvidar tomar suficiente agua. En situaciones de estrés, nuestro cuerpo se deshidrata por lo que debes tomar por lo menos dos litros de agua al día. En otros casos confundimos la sensación de sed con hambre y comemos de más.

Dietas de moda

Debido al aumento de peso que nos puede generar el estrés, nos sometemos a dietas de moda que nos prometen bajar varios kilos sin esfuerzo, sin la supervisión de un profesional de la salud, lo que en lugar de ayudarnos, puede perjudicar nuestra salud.

Si te sentiste identificado con alguna de las situaciones anteriores, te compartimos algunas sugerencias que te pueden ayudar:

Desayuna todos los días

Te va ayudar a sentir menos hambre a lo largo del día así como a tener más energía durante la mañana para enfrentar el día.

Ten presente que no necesita ser un desayuno muy complicado (debe incluir al menos un alimento de cada grupo del Plato del Bien Comer); si no tienes tiempo de prepararlo, lo puedes dejar preparado desde la noche anterior. Si no estás acostumbrado a desayunar, puedes empezar poco a poco, consumiendo al menos un alimento por la mañana.

Ten siempre a la mano refrigerios saludables

Si has notado que cuando estás estresada te dan antojos o hambre fuera de los horarios de comida, ten siempre a la mano refrigerios saludables como: verduras o frutas, una barra de cereal, yogurt. Te pueden ayudar a mantener tu peso saludable.

Consume suficiente agua

En lugar de tomar café en exceso cámbialo por agua natural; si no estás acostumbrado a su sabor, puedes agregar unas rodajas de limón, menta, hierbabuena o jengibre, o bien preparar agua de fruta de la estación con poca azúcar.

Haz ejercicio regularmente

La práctica de ejercicio en forma regular te puede ayudar a relajarte, a liberar el estrés de la vida cotidiana y a estar en paz.

Intenta seguir estos sencillos tips, te pueden ayudar a sentirte mejor y mantenerte saludable.

Nutrióloga Carmen Haro

Compártelo

Facebook Twitter
¿Cómo afecta el estrés a tu manera de comer?

LO + NUEVO

  • Consejos para mantener una excelente salud digestiva

    La digestión comienza en la boca, pero la salud digestiva inicia con los alimentos y bebidas que seleccionamos diariamente para su consumo ...

    Ver más
  • Salud de los músculos y huesos para ser fuerte toda la vida

    Nuestros músculos y huesos permiten el movimiento y dan forma al cuerpo, de tal manera que la postura y la fortaleza de un individuo es el resultado de ...

    Ver más