Conoce más
¿Es necesaria la dieta alcalina?

Compártelo

Facebook Twitter

El constante interés por encontrar “la dieta” que proporcione mejor salud, lleva a atribuir propiedades positivas o negativas a determinados alimentos. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ocho de cada diez enfermedades tienen relación con lo que comemos, lo que ha incrementado el interés de la población por encontrar una fórmula que mantenga lejos a los padecimientos o bien que favorezca a tener “la mejor versión” de uno mismo.

Es así como surge la dieta alcalina que promete ser una estrategia efectiva para mantenerse saludable, combatir la obesidad e incluso prevenir o tratar diversas enfermedades. Esta propuesta afirma que ciertos alimentos determinan la acidez del sistema digestivo, de la orina o de la sangre y que lo que comemos influye en el nivel del pH de la sangre: Los alimentos “alcalinos” (verduras crudas y frescas) mejorarían la salud y los “ácidos” (los productos animales, los cereales, las leguminosas y otras semillas) la afectarían.

Para analizar con base científica, es indispensable comprender algunos conceptos:

  • La acidez de cualquier sustancia se determina en función de un parámetro denominado pH (potencial de hidrógeno) y puede variar de 0 a 14. Un pH de 7 se considera como neutro, de 6 a 0 son ácidos y los números de 8 a 14 son alcalinos.
  • El pH de nuestra sangre se mantiene estrictamente en 7,4 (7,35 a 7,45), gracias al trabajo metabólico de los sistemas pulmonar y renal; las consecuencias de modificar dicho valor en sangre, puede poner en peligro la vida.
  • El pH de un estómago sano es ácido (1-2), y ningún alimento puede modificarlo de manera relevante. Ni los cítricos, ni el vinagre alteran su acidez. El bolo alimenticio que pasa del estómago hacia el intestino es ácido. Al llegar al intestino, el jugo pancreático neutraliza dicha acidez como parte del proceso digestivo normal, así que ninguna selección dietética afecta al pH del tubo digestivo.
  • El pH de un alimento no ocasiona que se tenga ese cambio en el organismo, por ejemplo el jugo de limón y los tomates tienen pH ácidos, pero cuando se ingieren, promueven la alcalinidad. En realidad es la "carga ácida renal" del alimento (valor que mide la excreción de ácido en la orina) la que determina el proceso del equilibrio ácido-alcalino. Por lo anterior, la orina es el único fluido del organismo que puede ver alterada su acidez en función de la dieta.

Los alimentos se pueden clasificar por su valor de carga ácida renal como “formadores de ácido o formadores alcalinos”. Los alimentos que tienen una carga ácido-negativa se consideran alcalinos, principalmente verduras y frutas. Mientras que los granos, carnes, productos lácteos y pescado son ácidos, lo que significa que tienen una carga de ácido-positiva.

Los órganos y sistemas del cuerpo mantienen diferentes niveles de pH con funciones específicas como la del estómago, qué es ácida, para que pueda descomponer a las proteínas de la dieta y protegernos de microorganismos patógenos ingeridos, mientras que un ambiente alcalino dentro de las células mejora la función en otros sistemas.

Para favorecer la salud y tener los beneficios nutrimentales de la dieta, son más relevante los patrones alimentarios que cada alimento en específico. Los alimentos que forman ácidos, como la carne, el huevo o los cereales, pueden combinarse con alimentos que forman alcalinos para que el efecto real de la comida sea neutral o alcalino. Esto se puede lograr con la recomendación tradicional de incluir más de 5 porciones de verduras y frutas a lo largo del día.

No hay suficiente evidencia científica de calidad, que confirme los efectos benéficos de la dieta alcalina para las enfermedades, ya que un pH ácido en la orina no refleja ni acidosis metabólica ni otra condición adversa para la salud. Mientras que si hay suficiente evidencia para la inclusión de verduras y frutas con una menor con incidencia de osteoporosis, enfermedades cardiovasculares, cáncer y otras enfermedades crónicas.

BIBLIOGRAFÍA

Robin Foroutan, MS, RDN, Alkaline Diet: Does pH Affect Health and Wellness? in Food & Nutrition Magazine by the Academy of Nutrition and Dietetics, April 28, 2016.

Gerard E. Mullin, MD, Popular Diets Prescribed by Alternative Practitioners -Part 1, April 22, 2010, Volume: 25 issue: 2, page(s): 212-214

American Institute for Cancer Research.

Welch, A., Mulligan, A., Bingham, S., & Khaw, K. (2008). Urine pH is an indicator of dietary acid–base load, fruit and vegetables and meat intakes: Results from the European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition (EPIC)-Norfolk population study. British Journal of Nutrition, 99(6), 1335-1343. doi:10.1017/S0007114507862350

Fenton TR1, Lyon AW, Milk and acid-base balance: proposed hypothesis versus scientific evidence, J Am Coll Nutr. 2011 Oct;30(5 Suppl 1):471S-5S.

Por: Carmen Ruiz

Compártelo

Facebook Twitter

LO + NUEVO

  • Consejos para mantener una excelente salud digestiva

    La digestión comienza en la boca, pero la salud digestiva inicia con los alimentos y bebidas que seleccionamos diariamente para su consumo ...

    Ver más
  • Salud de los músculos y huesos para ser fuerte toda la vida

    Nuestros músculos y huesos permiten el movimiento y dan forma al cuerpo, de tal manera que la postura y la fortaleza de un individuo es el resultado de ...

    Ver más