Conoce más
Consumo de carne y cáncer (Qué se dijo y cómo interpretarlo)

Compártelo

Facebook Twitter

Recientemente se dio a conocer una noticia publicada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el consumo de carne roja (carne de res, ternera, cerdo, cordero, caballo y cabra) y carnes procesadas (embutidos como jamón, salchichas, carne en lata y salsas preparadas a base de carne)como factor de riesgo para el desarrollo de cáncer; esta noticia fue el resultado de un análisis de la evidencia científica a cargo del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC).

El cáncer es una enfermedad causada por varios factores y no se desarrolla por el simple consumo de ciertos alimentos; sin embargo si existen factores que pueden aumentar el riesgo como la exposición a la radiación solar y a la contaminación, el tabaquismo, el consumo de alcohol o una dieta alta en grasas saturadas, entre otros.

Resultados del análisis para carne roja y procesada

  • Carne roja: La evidencia es limitada, un excesivo consumo de carne (100 gramos de carne consumidos diariamente) aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de colon en un 17%, páncreas y próstata, es importante considerar que hay otros factores que no se analizaron que también pueden aumentar el riesgo₁.
  • Carnes procesadas: Se clasificaron en el grupo 1 de causas de cáncer, específicamente colorrectal, donde también se ubica el tabaco. Un análisis de los datos indicó que 50 gramos de carne procesada consumida diariamente (aproximadamente una salchicha o dos rebanadas de jamón) aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en aproximadamente un 18%₁.

¿Significa que hay que eliminar la carne roja y las carnes procesadas de la alimentación?

Eliminar a la carne por completo no es la solución, ya que es fuente de nutrimentos importantes para la salud como proteínas, hierro y otros minerales pero disminuir la frecuencia de su consumo y alternarlo con otras fuentes de proteína es una buena medida para mantener una correcta alimentación.

Aunque todavía no se hacen cambios en las guías de alimentación mundiales, aplica las siguientes recomendaciones para disminuir el riesgo de desarrollo de cáncer:

  • Limita tu consumo de carne roja a dos veces por semana, una porción adecuada es (90 g) el tamaño de la palma de tu mano sin dedos.
  • Consume carne procesada una vez por semana, elige embutidos de buena calidad, revisa la etiqueta y verifica que sean alimentos elaborados a partir de carne de cerdo o pavo y que su contenido de proteínas sea mayor a 8 gramos por porción; evita cocinarlos a las brasas o al fuego directo.
  • Haz un día sin carne a la semana, combina leguminosas con cereales para obtener proteína. Por ejemplo una preparación con arroz y frijoles, o una ensalada que tenga soya pueden ser opciones saludables. Si estás acostumbrado al sabor de la carne, existen recetas vegetarianas que en sabor o consistencia pueden ser similares, por ejemplo: Una hamburguesa con hongo portobello y queso para sustituir la carne, puede ser un excelente sustituto de la carne de res.
  • Cocina la carne al horno o a fuego medio, cocinar a altas temperaturas, directo sobre una llama o a las brasas produce químicos que son cancerígenos, cocina a las brasas en forma poco frecuente, te recomendamos hacerlo una vez por mes.

Además de todas las recomendaciones enfocadas en el consumo de carne y embutidos, consume alimentos con fibra (cereales integrales y leguminosas) , verduras y frutas, bebe de 6 a 8 vasos de agua simple al día y consume probióticos; estas prácticas son factores protectores contra el desarrollo de cáncer.

Recuerda que no hay alimentos buenos o malos, sino hábitos que te permiten aprovechar mejor los nutrimentos que te proporciona la comida. Conoce la evidencia antes de eliminar alimentos de tu dieta y asesórate con expertos, si estás buscando un plan de alimentación personalizado acércate con un nutriólogo.

  1. Organización Mundial de la Salud (2015). Carcinogenicidad del consumo de carne roja y de la carne procesada. Disponible en: http://www.who.int/features/qa/cancer-red-meat/es/
  2. Anderson J, Baird P, Davis R, Ferreri S, Knudtson M, Koraym A,Waters V , Williams C (2009). Health benefits of dietary fiber. Nutrition Reviews® Vol. 67(4):188–205. From the National Fiber Council.
  3. Michels KB, Edward Giovannucci, Joshipura KJ, et al. Prospective study of fruit and vegetable consumption and incidence of colon and rectal cancers. Journal of the National Cancer Institute 2000;92(21):1740-1752.

Compártelo

Facebook Twitter
Consumo de carne y cáncer (Qué se dijo y cómo interpretarlo)

LO + NUEVO

  • Consejos para mantener una excelente salud digestiva

    La digestión comienza en la boca, pero la salud digestiva inicia con los alimentos y bebidas que seleccionamos diariamente para su consumo ...

    Ver más
  • Salud de los músculos y huesos para ser fuerte toda la vida

    Nuestros músculos y huesos permiten el movimiento y dan forma al cuerpo, de tal manera que la postura y la fortaleza de un individuo es el resultado de ...

    Ver más