Conoce más
¿Por qué debo consumir ácido fólico?

Compártelo

Facebook Twitter

El ácido fólico contribuye a una adecuada formación y desarrollo del bebé durante el embarazo y junto con el hierro y la vitamina B12 es esencial para la formación y adecuada funcionalidad de los glóbulos rojos (células de la sangre que transportan el oxígeno a los tejidos). El ácido fólico también es necesario para que el organismo pueda utilizar las proteínas y formar tejidos.

Según la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud del 2006 el 27.3% de las mujeres y el 17.8% de los hombres tienen un consumo inadecuado de ácido fólico, lo que quiere decir que no consumen la cantidad suficiente de este nutrimento para satisfacer sus necesidades.

Un consumo deficiente de esta vitamina puede provocar defectos del tubo neural, que forma el futuro cerebro y médula espinal del bebé. Los niños con esta deficiencia pueden presentar anencefalia (cuando el cerebro está incompleto o ausente) o espina bífida que es cuando la base de la médula espinal no está bien cerrada. La espina bífida provoca diversos grados de parálisis e incontinencia. Para evitar estos daños se recomienda un consumo adecuado de ácido fólico antes de la concepción y durante los primeros meses del embarazo para asegurar que el sistema nervioso del bebé se forme correctamente. Después del nacimiento del bebé, es importante continuar con una dieta rica en ácido fólico para que la leche sea una rica fuente de este nutrimento para el bebé.

Además de los riesgos asociados al embarazo, la deficiencia de ácido fólico puede desarrollar Anemia Megaloblástica que es un tipo diferente de la anemia causada por falta de hierro.

Existen datos que indican que el incremento en el consumo de ácido fólico proveniente de la dieta diaria, puede tener efectos benéficos, ayudando en la prevención de este tipo de enfermedades.

Hay diversas causas de deficiencia de esta vitamina, es común que personas que consumen grandes cantidades de alcohol, que fuman o mujeres que utilizan anticonceptivos orales presenten deficiencia, así como aquellas que tienen una dieta baja en esta vitamina.

Alimentos como el hígado, el riñón, los frijoles, el brócoli, la espinaca, la lechuga, la naranja y los cereales fortificados son una buena fuente de ácido fólico.

Nutrióloga Carmen Haro

Compártelo

Facebook Twitter
¿Por qué debo consumir ácido fólico?

LO + NUEVO

  • Consejos para mantener una excelente salud digestiva

    La digestión comienza en la boca, pero la salud digestiva inicia con los alimentos y bebidas que seleccionamos diariamente para su consumo ...

    Ver más
  • Salud de los músculos y huesos para ser fuerte toda la vida

    Nuestros músculos y huesos permiten el movimiento y dan forma al cuerpo, de tal manera que la postura y la fortaleza de un individuo es el resultado de ...

    Ver más